Todo lo que necesitas saber sobre las leyes de desalojo en Ciudad de México.

Si eres propietario de una propiedad en Ciudad de México, es posible que en algún momento te encuentres en la situación de tener que desalojar a un inquilino por diversas razones, ya sea por falta de pago, incumplimiento de contrato o cualquier otra causa establecida por la ley. En este caso, es importante que conozcas las leyes de desalojo en Ciudad de México para realizar el proceso de manera legal y efectiva. En esta entrada de blog, te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre las leyes de desalojo en Ciudad de México.

¿Qué es el desalojo?

El desalojo es el proceso legal mediante el cual un propietario de una propiedad busca recuperar la posesión de la misma de un inquilino que se encuentra ocupándola de manera ilegal o incumpliendo los términos del contrato de arrendamiento. En la Ciudad de México, el desalojo debe realizarse de acuerdo con las leyes y regulaciones establecidas por el Código Civil y el Código de Procedimientos Civiles.

Causas de desalojo

Las causas de desalojo en Ciudad de México se establecen en el Código Civil y el Código de Procedimientos Civiles. Entre las causas más comunes se encuentran:

  • Falta de pago: el inquilino no realiza el pago del alquiler o de los servicios correspondientes por dos meses consecutivos o por un periodo mayor si se ha acordado en el contrato.
  • Incumplimiento de contrato: el inquilino no cumple con alguna de las cláusulas establecidas en el contrato de arrendamiento.
  • Daños a la propiedad: el inquilino causa daños a la propiedad y no los repara.
  • Actividades ilegales: el inquilino utiliza la propiedad para realizar actividades ilegales.

Procedimiento de desalojo

El procedimiento de desalojo en Ciudad de México consta de varias etapas. En primer lugar, el propietario puede notificar al inquilino de manera formal la causa del desalojo y darle un plazo para que desocupe la propiedad. Si el inquilino no desaloja la propiedad en el plazo establecido, el propietario puede iniciar el proceso legal de desalojo.

Para ello, es necesario que el propietario acuda a un juzgado civil y presente la demanda de desalojo, donde deberá demostrar la causa del desalojo. Si el juez determina que el propietario tiene derecho al desalojo, se emitirá una orden judicial de desalojo que será notificada al inquilino.

El inquilino tendrá un plazo para desalojar la propiedad y, en caso de no hacerlo, el propietario podrá solicitar el apoyo de la fuerza pública para realizar el desalojo.

El desalojo es un proceso legal complejo que debe realizarse de acuerdo con las leyes y regulaciones establecidas en la Ciudad de México. Es importante que tanto el propietario como el inquilino conozcan sus derechos y obligaciones para evitar cualquier conflicto durante el proceso de desalojo. Si necesitas asesoría personalizada para un caso de desalojo, no dudes en contactarnos.